Es una de las empresas más interesantes del sector tecnológico y, posiblemente, de las más desconocidas entre el público menos experto. El artículo de hoy va sobre qué o quienes son Palantir, eso ya lo hizo estupendamente Rodrigo Taramona en este artículo, hoy estamos aquí para decir que dicha empresa está a punto de entrar a Europa por la puerta grande.

Y la excusa es, por supuesto, el coronavirus. Con todos los países en pie de guerra contra la pandemia, los gobiernos están buscando herramientas con las que luchar mejor y más eficientemente contra el invasor. Un invasor que está llevando al colapso a los sistemas sanitarios de todo el mundo.

La empresa de software está en conversaciones, según aseguran en Bloomberg, con países como Francia, Alemania, Austria o Suiza. Y eso que estén en proceso, ya que actualmente han cerrado un acuerdo con el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (donde, por cierto, Boris Johnson lleva ingresado desde ayer por coronavirus).

Palantir, que comenzó su andadura profesional con proyectos para la Agencia Central de Inteligencia de EEUU, ha dicho que su tecnología puede hacer de todo, desde ayudar a rastrear y analizar la propagación del virus hasta ayudar a los hospitales a predecir la escasez de personal y de suministros.

Y no sólo eso, ya que la dificilísima cuestión de cómo ir volviendo a la normalidad una vez se levante la cuarentena parece ser un tema del cual Palantir cree tener la solución, ya que está ofreciendo también asesoramiento de ese tipo a los estados miembros.

Debido a la ingente cantidad de información que tiene Palantir de nosotros, sus programas de software son capaces de saber más que cualquier otra herramienta. Gustos, salud, movimiento, preferencias, etc. Y todo esto es lo que vende la empresa, en sus dos diferentes productos: Gotham y Foundry. El primero pensado para organismos de inteligencia (seguridad) y el otro es “para el sector privado”, y no podemos leer más.

Si bien es cierto que esta empresa y su forma de obtener la información se sitúa en las zonas grises del sector tecnológico (hay muchas sombras sobre su ética y legalidad), muchos países creen que en un estado de alarma como en el que estamos tener esa información puede ser realmente útil a los servicios médicos, para así gestionar mejor sus recursos y anticiparse a posibles picos de contagio.

Palantir ya tiene algunos contratos por Europa (en Francia suministra su software a los servicios de inteligencia nacionales desde 2016, por ejemplo), pero este aumento exponencial de clientes por todo el continente, y con un tema tan sensible y de actualidad como es la lucha contra el coronavirus, le podría servir para dar el salto que llevan años buscando y mejorar su imagen de cara a sus detractores. Seguro que Peter Thiel es de esos que piensas que los tiempos de crisis son tiempos de oportunidades.