Si hay un tema que a todos nos interesa ahora mismo, más que el coronavirus, es su vacuna.

Con miles de muertos al día por culpa de este enfermedad y los hospitales al borde del colapso, la comunidad científica se ha volcado en la búsqueda de una vacuna que pueda frenar todo esto.

Nos pusimos en contacto con Pedro Alsina, farmacéutico de profesión y con más de 20 años de experiencia en el sector de las vacunas que, además, forma parte de esos 50 mil españoles que han sobrevivido al coronavirus, para que nos cuente su experiencia y nos de una perspectiva de lo que podemos esperar por parte de los gobiernos y la industria farmacéutica.

La entrevista la realizamos en nuestro Instagram, donde estamos haciendo directos casi a diario. Esto es una transcripción editada de lo que hablamos.

Pregunta: ¿Qué diferencia hay entre la COVID-19 y el SARS-CoV-2?

Respuesta: Esto es importante porque hay mucha confusión, pero es sencillo. Para que la gente lo sepa, el SARS-CoV-2 es el nombre del virus y la COVID-19 es el nombre de la enfermedad. Es decir, lo que te infecta es el SARS-CoV-2 y lo que te produce es la COVID-19.

P: En tu Linkedin ya compartías en agosto de 2019 un texto tuyo en el que decías que no se trataba de si habría una nueva pandemia sino que cuándo tendría ésta lugar, ¿tan claro lo tenías?

R: Esto viene de largo y muchos expertos llevan años avisando. Por ejemplo, en 2018 la OMS ya listó una serie de agentes infecciosos que, potencialmente, podían provocar una pandemia a futuro. Y lo curioso es que entre otros estaban una series de coronavirus (SARS, MERS, etc).

P: ¿Qué perfil tiene que tener un virus para ser potencialmente peligroso?

R: La OMS lo que dice es que para que un agente infeccioso sea potencialmente pandémico tiene que ser un virus, que provoque zoonosis (el coronavirus vive en los murciélagos, por ejemplo), que pueda saltar a los humanos y que tenga capacidad de transmisión entre humanos.

P: ¿La transmisión entre humanos es lo más importante?

R: Lo que vuelve a un virus realmente peligroso es que pueda saltar de humano en humano, ya que los virus que sólo se transmiten de animal a hombres infectan a muchísima menos gente. El SARS-CoV-2 está siendo tan peligroso por eso mismo, porque tiene una gran capacidad de contagio. Y es que los virus son muy listos, ya que como parásito que vive de nosotros su objetivo no es matarnos, no tendría sentido, sino iniciar una cadena de transmisiones. Para esto nosotros tenemos que seguir vivos y con los menos síntomas posibles, eso lo hace menos detectable y facilita su tarea de transmisión.

P: ¿Puede un virus ser muy mortal y contagiarse mucho?

R: Es altamente improbable encontrar un virus con una alta letalidad y una alta transmisibilidad, porque biológicamente sería un sin sentido. Normalmente los que son muy letales producen mutaciones para adaptarse y ser menos mortales, para así reproducirse más.

P: Los asintomáticos parece que son los que más contagian, ¿verdad?

R: Claro. Tenemos a los llamados supercontagiadores, que son personas infectadas pero asintomáticas y que por la razón que sea tienen mucho contacto diario con otras personas. Como no tienen síntomas no toman precauciones y su poder de contagio es realmente alto, y los virus se aprovechan de ello para propagarse.

P: En tu post de 2019 hablabas de un virus que podía un verdadero problema

R: Sí, en el texto de la OMS advertían de muchos agentes peligrosos que podían suponer la próxima pandemia, y de entre todos el que destacaba era “la enfermedad X“. Este es el cajón de sastre que temían, donde se dice: probablemente será un virus de RNA (que tienen más capacidad de mutar), que sea una zoonosis y que se pueda contagiar entre personas. Y visto con perspectiva, lo que nos decía la OMS se ha hecho realidad en forma de SARS-CoV-2.

P: Y cuando superemos esta pandemia, ¿qué va a pasar?

R: Aquí entra un factor importantísimo, la clase política que es quien toma las decisiones. La visión de los políticos es a 4 años vista siempre y eso dificulta las cosas. Cuando salgamos de la crisis sanitaria tendremos que afrontar la crisis económica, y esto nos va a llevar más de cuatro años. Entonces yo soy un poco pesimista, pero es cierto que tenemos que invertir en sistemas de prevención, en salud pública y en vigilancia epidemiológica. Es muy importante estar atentos a lo que está ocurriendo con especial atención a los peligrosos agentes víricos que sabemos que hay. Y que los organismos que lleven estas cuestiones sean supranacionales.

P: ¿Cómo ves el tema de la vacuna contra el coronavirus?

R: Ahora mismo hay 52 candidatos para conseguir la vacuna y esto quiere decir que hay competencia por ser el primero. Y es normal, porque quien llegue primero va a conseguir muchísimo prestigio internacional. Pero no nos quedemos en la competencia, sino en la suerte que tenemos de que haya 52 candidatos, porque así hay más posibilidades de conseguirla, ya que muchas de estas vacunas no llegarán a buen puerto.

P: ¿Volveremos como siempre a nuestra forma de actuar tras la pandemia o habrá cambios culturas?

R: El problema es que estas cosas se olvidan rápido, pero sin duda deberíamos tomar conciencia de lo que ha pasado. Principalmente en China, donde deberían dejar de utilizar animales para su medicina tradicional, porque no sirve para nada. Que dejen de tener esos mercados de animales salvajes, de donde proviene claramente la zoonosis del murciélago. Hay que hacer cambios y hay que evitar estar cosas tan peligrosas para todos.

Si bien estas son algunas de las preguntas más interesantes que tuvimos durante el directo en Instagram, la charla dio para mucho más. Y por eso mismo os aconsejamos, si os ha gustado la entrevista, que estéis atentos a nuestro perfil, ya que durante la cuarentena nuestro objetivo es amenizaros las tardes con charlas de este estilo.

Manteneos a salvo, quedaos en casa y sed fuertes, de esto saldremos entre todos pero, primero, hay que vencer al virus y ya sabemos cuál es el único gesto útil en esto: la cuarentena.