En un vídeo de YouTube titulado ¿Pueden ser los videojuegos una experiencia espiritual? el usuario 00WARTHERAPY00 dejó el siguiente comentario:

fotonoticia_20160421141520-16041676289_640

La historia dice así:

Cuando tenía 4 años mi padre compró una XBox. Jugamos a montones de juegos y pasamos muchísimos buenos momentos, hasta que él falleció cuando yo tenía 6 años. No volví a tocar la consola hasta pasados 10 años y, cuando lo hice, descubrí algo.

Solíamos jugar a Rally Sports Challenge, un juego bastante guay para la época. Empecé a jugar y me encontré, literalmente, con un fantasma. ¿Sabes que cuando juegas a juegos de carreras, si haces la vuelta más rápida del circuito se queda grabada y aparece en la pista como un “conductor fantasma”? Entonces jugué y jugué y jugué hasta que un día estuve a punto de adelantarlo, pero en cuanto iba a llegar a la meta frené para asegurarme de que no se borrara jamás. Bliss.

John Wikstrom, un joven realizador americano, leyó esta increíble historia y se inspiró en ella para realizar un emocionante trabajo sobre la superación de una muerte muy cercana a través de un videojuego; también para dar respuesta a la pregunta: ¿Pueden ser los videojuegos una experiencia espiritual? en formato vídeo.

Habrás notado que no hemos traducido la última palabra. Lo sentimos, no hemos encontrado una que lo exprese igual.