La empresa estadounidense The Boring Company lleva unos años trabajando en un nuevo medio de transporte público subterráneo y de alta velocidad. El proyecto más avanzado es el de Las Vegas, el Vegas Loop, que debería estar en funcionamiento para el año que viene. Detrás de esta idea, como no podía ser de otra manera, está Elon Musk, pero esta vez el hombre de ideas inagotables está encontrando algunos problemas para lograr que el resultado final esté a la altura de lo prometido.

El loop que The Boring Company está construyendo en Las Vegas pretende conectar el Centro de Convenciones de Las Vegas (LVCC) con otras dos zonas un poco más alejadas para aligerar el tránsito. Para hacernos una idea de las cifras que se manejan, entre otros muchos eventos, el LVCC acoge anualmente al CES (Consumer Electronics Show), que para quien no lo sepas es la mayor feria comercial de Estados Unidos y una de las más importantes de tecnología del mundo con más de 170.000 asistentes anuales.

[ Mapa del loop del LVCC. Fuente: Las Vegas Loop ]

Por este motivo, el loop de Las Vegas se presentó como una de las soluciones al terrible tráfico que en estas fechas la ciudad soporta. Estaba previsto que pudiera mover entre las salas de exposición, aparcamientos y demás instalaciones hasta 4.400 personas cada hora. Sin embargo, según ha informado TechCrunch, Musk se ha encontrado con un serio obstáculo para cumplir con estas previsiones.

El impedimento no está en la tecnología, sino en la normativa contra incendios. El sistema de túneles incluye tres estaciones o zonas de carga y la regulación vigente limita el aforo en una de ellas a 800 pasajeros para evitar el hacinamiento en caso de incendio. Aunque en los planes no se incluyen torniquetes ni barreras que permitan controlar el flujo de pasajeros, si las otras dos estaciones tuvieran la misma limitación, el loop solo podría transportar a 1.200 personas cada hora, poco más de un cuarto de lo prometido.

[Render de cómo serán las estaciones del Vegas Loop – Crédito: Twitter]

Este imprevisto puede acarrear importantes consecuencias económicas para la empresa de Elon Musk. Si The Boring Company no cumple con lo prometido podría perder por contrato más de 13 millones de dólares del presupuesto de construcción, además de tener que pagarle al LVCC penalizaciones de 300.000 dólares por cada feria que no mueva un promedio de 3.960 pasajeros a la hora durante 13 horas. Estas sanciones podrían alcanzar un máximo de 4,5 millones de dólares.

Reduzca o no su aforo, el loop de Las Vegas ya ha sufrido más de un cambio para adaptar su diseño a la realidad. No se trata de un hyperloop con trenes-cápsula ultramodernos, sino que lo que se desplazará por dentro de los túneles serán vehículos Tesla Modelo X y Modelo 3, así como un Modelo 3 modificado con capacidad para 16 pasajeros. Eso sí, rondarán los 250 km/h.

El loop de Las Vegas debería estar listo para la CES 2021, aunque, dadas las circunstancias, será una edición online íntegramente. The Boring Company ya terminó la excavación de los túneles en mayo y Musk publicó un tuit la semana pasada en el que decía que el loop empezará a funcionar dentro de un mes “más o menos”. Veremos a ver en qué se traducen esta vez las ideas a lo grande de Musk, que ya tiene planes para ampliar el loop por toda la ciudad de Las Vegas.