Si estas aquí es porque algo has escuchado sobre Twitch. Ya sea navegando por internet, o en algún tuit o porque algún amigo tuyo te ha hablado sobre esta aplicación. Y esto es algo normal, ya que Twitch es uno de los agentes que han redefinido el sector del streaming a nivel mundial y es la empresa que pudo plantar cara a Google y a su todopoderosa Youtube. Los hitos de esta empresa son muchos, pero el principal ha sido convertirse en el lugar donde cualquiera puede hacer dinero.

Hasta los años 2000 no existían plataformas donde ver contenido en streaming, algo lógico si vemos las conexiones que había de internet por entonces. Pero lo que sí que había eran competiciones de eSports en todo el mundo. O lo que es lo mismo, los jugadores se llevaban batiendo en combates online desde los años 90 y nadie podía verlos.

Conforme fueron mejorando las líneas y los megas fueron aumentando, distintas empresas comenzaron a crear plataformas donde poder subir y disfrutar de contenido en streaming. Ya no era necesario bajarse ningún vídeo, ahora lo podías ver en tu navegador sin descargar nada… y sí, en esta categoría entra Youtube, la empresa que lleva reinando desde hace 15 años.

Twitch ya no dejará a los streamers poner música en sus directos

Pero, aunque el mundo parezca acabarse en la aplicación propiedad de Google, en mitad de todo este boom de páginas dedicadas al streaming apareció -en 2007- Justin.tv, o lo que es lo mismo, la empresa que acabaría convirtiéndose en Twitch.

Sí, sé que esto no debería ser un artículo histórico sobre cómo surgió dicho aplicación, pero sí creo que es necesario -para entender el fenómeno- saber que fueron Justin Kan y Emmet Shear los creadores de Justin.tv y que, con el paso de los años, la sección dedicada a los streams de videojuegos e eSports fue creciendo tanto que acabó por comerse todo el proyecto, obligando a focalizar todos los esfuerzos de la empresa en esta división específica: Twitch.tv nacía el 6 de junio de 2011.

Qué es Twitch y qué se hace en Twitch

Vale, ahora que ya la tenemos más o menos localizada, toca hablar de qué es Twitch y por qué todo el mundo está retransmitiendo en ella. Twitch es un lugar donde personas de todo el mundo emiten sus partidas al Fortnite, sus conversaciones con amigos o sus clases de piano. O lo que es lo mismo, Twitch es un lugar donde las personas muestran al mundo aquello que quieren enseñar.

En esta plataforma de streaming los gamers pueden enseñar sus habilidades con el teclado y el ratón; los músicos pueden retransmitir sus clases prácticas de guitarra o, sin ir más lejos, los amantes de la comida pueden mostrarse al mundo comiendo porque a ellos les apetece. Twitch es una ventana a nuestras casas y sólo tienes que querer emitir para empezar a formar parte de esta enorme comunidad.

En Twitch puedes ser streamer (creador de contenido) o viewer (espectador), dependiendo de si lo que te apetece es mostrarte al mundo o ver tú un pedazo del mundo de los demás. Y digo mundo porque esta aplicación la utiliza gente repartida por todo el planeta (mis mejores amigos en Twitch son todos latinoamericanos).

Sí, lo que ofrece es algo que vemos hoy día en otros lugares como Youtube, Mixer o Facebook Gaming, pero todas ellas surgieron después de Twitch y como respuesta a un fenómeno que era -y es- imparable. La gente quiere mostrar qué hace en casa y mucha más gente quiere sentirse acompañada.

Y, como en Twitch hay millones de usuarios, sea cual sea vuestro hobby, hay público para realizar tu afición en directo y, además, con espectadores.

¿Por qué Twitch?

En pleno 2020 las opciones son variadas y muy interesantes. Tenemos a Google con Youtube Gaming, tenemos a Facebook con Facebook Gaming y tenemos a Microsoft con Mixer -entre otras muchas-, pero la que sigue acaparando más del 60% de cuota de mercado es Twitch y la razón es sencilla: es la más fácil de monetizar.

A Twitch se han ido gigantes de Youtube hartos de ver cómo sus millones de visitas no se transformaban en ganancias acordes. El Rubius o Auronplay, por ejemplo, se pasaron hace unos meses y la experiencia ha sido muy beneficiosa para ellos, y la para la plataforma, ya que han arrastrado a millones de fans que, de otra forma, nunca hubiesen dado el paso a la aplicación morada.

Qué es Twitch y por qué deberías estar viéndolo guerra Twitch vs Youtube

Pero, ¿por qué digo lo de que monetizar es más sencillo? Pues sencillamente porque Twitch está pensada para que el creador de contenidos cobre por su trabajo. Las opciones que hay en la plataforma son variadas y muy sencillas: desde los anuncios antes de empezar el stream, a los suscriptores y sus tres tipos de pagos, a la suscripción mensual gratuita que tienen todos los miembros de Amazon Prime, pasando por los bits (un tipo de moneda de la plataforma) y acabando por las donaciones. En Twitch, si quieres ayudar, puedes.

Y este concepto, el de construir tu plataforma como herramienta para que los creadores puedan vivir de ella, es la que ha hecho que durante diez años Twitch haya reinado sin discusión sobre todas las demás.

El escaparate que es Twitch

Y como justo estamos hablando de lo importante en cifras que es Twitch y de la enorme ventaja que le saca a sus competidores, creo que es momento de hablar de sus cifras (y si queréis ver la explosión que tuvo hace dos meses os dejamos aquí un artículo).

Si nos fijamos en el número de espectadores que tiene de media viendo directos nos vamos casi a los dos millones de viewers (concretamente 1,85 millones), y en cuanto al número de canales en directo tenemos unos 55.000. Si hacemos cálculos veréis que hay espectadores para todos (aunque al final unos pocos creadores se llevan casi todo el pastel).

El pico más alto de espectadores que ha tenido la plataforma tuvo lugar hace unas semanas y fue de más de 6 millones de personas y el número de horas que se vieron en Twitch en mayo fue de 1,700 millones. Casi nada.

Y es por esto mismo por lo que, si un creador de contenido quiere dar el paso, la decisión no es muy difícil: me voy a donde más gente haya.

Triunfar en internet es increíblemente difícil, pero si quieres probar en el sector streaming lo normal es optar por Twitch. Por su público, su número de usuarios y, sobre todo, porque es el lugar donde los creadores tienen más fácil hacer dinero con su trabajo.

Si estás pensando en comenzar a emitir en Twitch aquí os dejamos una guía para ayudaros en vuestros primeros pasos.