“Una sombra de más, un rayo de menos, hubieran mermado la gracia inefable que se agita en cada trenza suya de negro brillo, o ilumina suavemente su rostro, donde dulces pensamientos expresan cuán pura, cuán adorable es su morada.” Lord Byron.

Los primeros años

Ada Lovelace, nació un 10 de diciembre de 1815 siendo la única hija legítima del famoso poeta Lord George Gordon Byron. El matrimonio de Lord Byron con la madre de Lovelace no fue feliz. Lady Byron se separó de su marido sólo semanas después de que su hija naciera. Unos meses después, Lord Byron dejó Inglaterra, y Ada no volvió a ver a su padre el cual fallecería en Grecia solo 8 años después.

[Imagen de Ada Lovelace]

Ada tuvo una educación inusual para una niña aristócrata de su época. Por insistencia de su madre, los tutores le enseñaron matemáticas y ciencias. Estas asignaturas no eran materias habituales para las mujeres en ese momento, pero su madre creía que realizar estudios rigurosos evitaría que Ada desarrollara la forma de ser de su padre. Del mismo modo también la obligaron a quedarse quieta durante largos períodos de tiempo ya que su madre creía que le ayudaría a desarrollar el autocontrol.

Desde el principio, Ada mostró un talento para los números y el lenguaje. Recibió instrucción de William Frend, un reformador social; William King, el médico de la familia; y Mary Somerville, astrónoma y matemática escocesa. Somerville fue una de las primeras mujeres en ser admitida en la Real Sociedad Astronómica.

[Imagen de archivo en google]

Babbage y la máquina diferencial

Alrededor de los 17 años, Ada conoció a Charles Babbage, un matemático e inventor. Babbage fue el mentor de Ada durante años. Gracias a el, comenzó a estudiar matemáticas avanzadas con el profesor de la Universidad de Londres Augustus de Morgan.

Ada, fascinada con las ideas de Babbage, conocido como el padre de la ingeniería computacional, inventó el máquina diferencial, destinada a realizar cálculos matemáticos, lo que ahora podemos conocer como calculadora. Babbage también creó planes para otro dispositivo conocido como el motor analítico, diseñado para manejar cálculos más complejos.

[Viñeta de Ada y Charles con la máquina diferencial]

Más adelante le pidieron a Ada que tradujera un artículo sobre el motor analítico de Babbage el cuál había sido escrito por el italiano Luigi Federico Menabrea para una revista suiza. Pero, no sólo tradujo el texto original del francés al inglés, sino que también añadió sus propios pensamientos e ideas sobre la máquina. Sus notas terminaron siendo tres veces más largas que el artículo original. Su trabajo fue publicado en 1843, en una revista científica inglesa. Ada sólo usó las iniciales “A.A.L.”, de Augusta Ada Lovelace, en la publicación.

[Imagen de las anotaciones en la traducción. Fuente: https://www.christies.com/]

En sus notas,Ada describió cómo se podían crear códigos para que el dispositivo manejara letras y símbolos junto con números. También teorizó un método para que el motor repitiera una serie de instrucciones, un proceso conocido como bucle que los programas de ordenador utilizan hoy en día.

El artículo de Ada atrajo poca atención cuando estaba viva. En sus últimos años, trató de desarrollar esquemas matemáticos para ganar en los juegos de casino. Pero desafortunadamente, sus planes fallaron dejándola en una posición financiera precaria. Ada murió de cáncer de útero en Londres el 27 de noviembre de 1852.

[Imagen del matrimonio William King y Ada Lovelace]

Sobre su vida personal

En 1835, Ada se casó con William King, quien se convirtió en el Conde de Lovelace tres años después. Ella entonces tomó el título de Condesa de Lovelace. Compartieron el amor por los caballos y tuvieron tres hijos juntos. Según la mayoría de los relatos, apoyó los esfuerzos académicos de su esposa. Ada y su marido socializaron con muchas de las mentes interesantes de la época, incluyendo al científico Michael Faraday y al escritor Charles Dickens.

[Imagen de la primera página del manuscrito]

El legado de Ada

Las contribuciones de Ada al campo de la informática no fueron descubiertas hasta los años 50. Sus notas fueron reintroducidas en el mundo por B.V. Bowden, quien las reeditó en Más rápido de lo que pensaba: Un simposio sobre máquinas de computación digital en 1953. Desde entonces, Ada ha recibido muchos honores póstumos por su trabajo. En 1980, el Departamento de Defensa de los EE.UU. nombró a un lenguaje de computación recientemente desarrollado como “Ada“, en honor a Lovelace. Nuestro “Quién es” de esta semana no podía ser más visionaria.