Lleva tiempo preparándose para su lanzamiento en toda España, la app “Radar Covid” ya está disponible para su descargar tanto en Android como en IOS. Y su finalidad es la de llevar un registro de con quién te has cruzado.

¿Cómo funciona?

La app de rastreo esta construida sobre la API de rastreo de contactos creada conjuntamente por Apple y Google. Dado que la COVID-19 puede transmitirse a través de la proximidad a personas afectadas, los organismos de salud pública han identificado el rastreo de contactos como una herramienta valiosa para ayudar a contener su propagación.

¿Y cómo realizan ese rastreo? Para su correcto funcionamiento, solo tendrás que tenerlo instalado y mantener activo el bluetooth de tu teléfono. Lo que se contabilizan son las personas con las que te has cruzado los 14 días anteriores a menos de 2 metros de distancia, por un período de más de 15 minutos de exposición.

No coge datos de GPS de ubicación ni nada más allá que pueda comprometer tu intimidad.

[Tabla de maldita.es]

Sobre los problemas con los Android, actualmente es una aplicación en vías de desarrollo, no se tiene pensada su completa funcionalidad hasta septiembre, pero buscan llegar al mayor número de usuarios en España para poder continuar con las implementaciones.

El mayor problema actualmente, reside en la adaptación a la descentralización. En resumen, en España al tener cada comunidad autónoma su protocolo de recogida de datos e información, hace que la integración de una aplicación de rastreo a nivel nacional tenga que realizar un arduo trabajo para unificar la toma de datos.

La fase piloto tuvo lugar en La Gomera donde la app de rastreo ya está activa y siguen añadiendo mejoras. La toma de datos está basada en el proyecto “The DP-3T project“, en el estudio titulado “Privacy and security risk evaluation of digital proximity tracing systems” (traducción: Evaluación de los riesgos para la privacidad y la seguridad de los sistemas digitales de rastreo por proximidad).

La idea básica del rastreo de proximidad a través de aplicaciones móviles es utilizar señales de baja energía de Bluetooth para estimar la proximidad física entre dos teléfonos inteligentes. La única funcionalidad de una aplicación de este tipo, debe ser la de informar a los contactos de la presencia de una persona infectada y que podrían haber estado expuestos al virus a través de un contacto físico. La aplicación no necesita revelar a nadie con quién estaba el posible contagio, ni cuándo y dónde ocurrió; solo alertar de que ha existo una exposición que podría ser peligrosa.

[Imagen de La Vanguardia. Fuente: Secretaría del Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial]

Este tipo de aplicaciones no solo se dan en España, sino que existen varios pilotos por el mundo. Existe un listado público donde podemos encontrar las aplicaciones y características de otras aplicaciones como la de Radar Covid y su desarrollo en otros países.

Google implementó por primera vez el API de notificación de exposición para dispositivos Android el 20 de mayo de 2020, como parte de una actualización de los servicios Google Play, pero su uso está restringido a las aplicaciones desarrolladas por organismos oficiales de salud pública (por razones obvias). Sin embargo, ni Google ni Apple han hecho públicos los detalles de la lista de aplicaciones que utilizan esta API. En este listado, se han recopilado una lista de aplicaciones oficiales de rastreo de contactos de agencias de salud designadas de varios países que utilizan Google y la API de notificación de exposición de Apple.

Y desde Rewisor ¿recomendamos su descarga?, por todo lo que hemos podido leer, esta aplicación es una ayuda activa para la población, no para tenernos controlados, sino para ayudarnos a ser más conscientes de la exposición que tenemos al estar en aglomeraciones y ser precavidos. Los datos que recoge no son ni de lejos parecidos a los que te pueden estar cogiendo aplicaciones como TikTok, Facebook o similares. Tener miedo a una aplicación de “rastreo” es algo normal (que se lo digan a George Orwell si nos acompañase en estos tiempos), pero la transparencia en lo que comparten y lo que no, y las bases en las que está desarrollada esta tecnología está pensado para y por ayudar a la población.

Ojalá las app de rastreo como esta ayuden a frenar la segunda ola, que sigamos cuidándonos unos a otros y que esta aplicación sea una herramienta más a todas las medidas de precaución que debemos seguir adoptando día a día.