Si por algo es conocido Razer es por sus periféricos gaming. Conocidísimos en el sector por crear productos de calidad (aunque no demasiado baratos), la empresa americana ha querido dar el salto al mundo de las finanzas. ¿Cómo? Pues con su propia tarjeta de crédito.

Esto hace unos años nos habría pillado por sorpresa pero, tras las Apple Pay y demás tarjetas personalizadas de compañías tecnológicas, la apuesta de Razer no deja de ser más una curiosidad que un bombazo. Aun así han sabido diferenciarse desde un primer momento.

[Sencilla y bonita, como son los diseños de Razer]

Más allá del detalle del logo que se ilumina en verde (color corporativo de la marca) cuando hacemos una compra a través de contactless, la gracia de la tarjeta Razer Light-Up es que tendrá descuentos y promociones para aquellos clientes que suelan comprar en la propia tienda de la compañía (y si eres gamer esto es bastante común).

Según Razer, la tarjeta está diseñada para que los clientes puedan ganar algunas “recompensas gamer únicas”. También dicen que su sistema de recompensas es diferente a los programas de lealtad, ya que permite a los titulares de la tarjeta rastrear, puntuar y canjear las recompensas en función de las tareas y transacciones diarias (al más puro estilo de las misiones de cualquier videojuego).

[Parece ser que su socio será VISA en vez de Mastercard]

En cuanto a los descuentos clásicos de estas tarjetas los propietarios de las tarjetas pueden obtener un 1 % de reembolso en efectivo en compras seleccionadas y un 5 % en efectivo en artículos comprados a través de la tienda oficial de Razer (eso sí, como ahora la tarjeta está en versión beta, los clientes pueden obtener un descuento temporal del 10 %).

Lo único malo de todo esto es que la tarjeta de crédito de Razer con luz sólo estará disponible en Singapur para las primeras 1.337 personas que se inscriban en ella. Razer no ha comentado cuánto tiempo durará la beta o a qué otros países puede llegar la tarjeta en el futuro, pero la esperanza a que llegue a nuestro país y a que lancen una versión RGB de verdad sigue viva.