Si definiese 2020 con una palabra sería impredecible. Para una gran mayoría ha sido terrible, para otros revelador y para unos pocos maravilloso, pero para todos ha sido una sorpresa.

La pandemia ha paralizado la economía, cambiado nuestra indumentaria (quién habría adivinado que la prenda del año sería la mascarilla) y nuestro hábitos y nosotros, como tantos otros, no lo vimos venir.

Pero eso no significa que faltemos a nuestro compromiso de repasar nuestra lista de tendencias tecnológicas a las que prestar atención en 2020 para ver en qué acertamos y en qué no.

El balance es que ha habido cosas que han cambiado mucho, otras tendrán que esperar y se han materializado más las previsiones de 2019 que las de 2020, pero no nos andemos por las ramas y empecemos.

1) La regulación se estrecha sobre las empresas tecnológicas

La verdad es que la primera la acertamos de lleno. La FTC ha jugado su última carta este mismo mes advirtiendo a Facebook de que tendrá que deshacerse de WhatsApp e Instagram y Trump se revolvió contra TikTok aunque seguimos esperando a ver cómo se resuelve eso.

Habrá que esperar a 2021 para ver en qué queda todo pero lo cierto es que 2020 ha sido el año en el que los gobiernos han descubierto la necesidad de tomar medidas para limitar el poder no solo económico de los gigantes tecnológicos.

Es aquí donde nuestras predicciones de 2019, que esperaban una apuesta por el diseño ético y adquirir conciencia sobre nuestro uso de la tecnología, se van haciendo realidad.

Esto ha trascendido la política, como demuestra el éxito de el documental de “el dilema de las redes”, en Netflix, y la conversación que empezamos a tener sobre la influencia de las grandes plataformas tecnológicas en nuestro comportamiento.

2) El año del cloud gaming

Este no ha sido el año de nada (más que de Amazon) y menos aún el del cloud gaming que depende en gran medida de los desplazamientos, los viajes y el juego en tiempo muertos, como dice Diego Egido.

En cuanto a Amazon Luna, que entró en el juego este año como dijimos, no ha hecho demasiado ruido probablemente porque estaban ocupados abasteciendo al mundo de todo lo que no podían salir a comprar y viendo como Twitch se convertía en la nueva gran plataforma social (como, ejem, ya preveíamos para 2019…)

Lo mismo que precipitó la esperada muerte de Quibi ha ralentizado el auge de una forma de jugar que, como dice Chema Carvajal, será la norma y no la excepción de aquí a 5 años.

3) Duplex, el asistente vocal de Google, no llegará a Europa

Y sin embargo, llegó… Este es uno de los casos en los que el coronavirus ha sido el causante directo de que falláramos el tiro.

Con los confinamientos y el cierre excepcional de locales y restaurantes, Google consiguió ampliar el alcance de Duplex a Australia, Canadá, Reino Unido y España tras una prueba en Nueva Zelanda.

Aun así, Duplex funciona de manera muy diferente aquí. No puede realizar reservas por nosotros, solo sirve para actualizar horarios en Google Maps cuando los negocios no lo han hecho por su cuenta.

4) La RPA será la herramienta favorita de trabajadores y empresas

Mira, da igual lo que dijéramos, lo que lo ha petado este año entre las empresas ha sido el teletrabajo y todo apunta a que viene para quedarse. Pero eso no quiere decir que la RPA no lo haya hecho ni lo vaya a hacer en los próximos años, al contrario.

Durante la crisis de la COVID y con miles de empleados trabajando desde casa, la automatización de procesos ha sido y será todavía más importante. Las industrias que adoptaron la automatización de procesos han tenido cierta ventaja respecto al resto y puede que la COVID sirva para confirmar su validez.

5) Llegada del 5G. Esta vez de verdad…

Videoconferencias diarias, explosión del streaming, teletrabajo… si había que elegir un año para lanzar el 5G tenía que ser 2020.

Aunque su verdadero potencial está aun por descubrirse (IoT, coches autónomos, robótica…) el streaming a full HD sin cortes y con menos latencia se agradecen en un mundo en el que nuestras relaciones sociales han pasado, esta vez de verdad, a las pantallas.

6) Half Life podría devolverle la vida a la VR

Creo que la realidad en 2020 ha sido tan distópica y extraña que lo último que necesitábamos era esto.

Half Life fue una pasada pero ni le ha devuelto la vida a al realidad aumentada ni ha tenido el protagonismo esperado. Puede que porque Cyberpunk 2077 era el verdadero protagonista del año y ni siquiera su destartalado lanzamiento ha conseguido quitarle el primer puesto.

Por otro lado, ha sido el año de los juegos sencillos y sociales, como el Fall guys o el Among Us, los que se han erigido como los más queridos del año.

7) Aún no será el año de los coches eléctricos

Estoy de acuerdo a medias con esto. Las ventas han subido hasta superar el medio millón de unidades en Europa según Schmidt Automotive Research pero los híbridos siguen vendiéndose más y la cifras está todavía muchos millones por detrás de los 13,3 millones de coches diesel y gasolina vendidos hasta octubre.

Por otro lado, Tesla se ha convertido en el fabricante de coches más valorado del mundo con una valoración de 208 mil millones y Elon Musk se ha convertido en el segundo hombre más rico del mundo así que, si no es EL año del coche eléctrico pronto lo será.

8) El 8K llegará a casa

En efecto, el 8k ya está aquí, en eso acertamos porque las grandes marcas comenzaron la comercialización de sus modelos de ultra mega altísima resolución a finales de 2020. Otra cosa es que con la recesión junto a los altísimos precios de estas sea posible que tardemos todavía hasta 2022 para que sea normal ver una en casa de tu colega.

9) Toca prepararse para el Artículo 13

“Las estadísticas relativas a mensajes no están disponibles debido a nuevas regulaciones en materia de privacidad en Europa”

Es uno de los mensajes que nos podemos encontrar en Instagram que se parece a otros que nos encontramos en páginas web de todo el mundo. El artículo 13 se aprobó y no nos ha pasado nada.

De momento no hemos visto denuncias a nadie por usar un meme, ni le han cerrado el canal en España a Altozano. Habrá que ver cómo nos afecta en 2021.