La transformación digital ha cambiado el terreno de juego y a los actores. Desde que los smartphones llegaron a nuestra vida todos los modelos de negocio tecnológicos han ido migrando a los móviles. Es algo natural, ahora no vamos al banco, consultamos su app; no nos acercamos al parquímetro a echar monedas, ponemos el tíquet del coche desde el móvil; y, por supuesto, no compramos discos porque ya los tenemos todos en teléfono. Esta oportunidad de negocio está siendo aprovechada por todas las grandes compañías, siendo ahora los responsables de TikTok los que se quieren meter en el mundo de la música. Su apuesta es Resso y pisa fuerte.

Ahora mismo tenemos dos aplicaciones monopolizando este sector, la popularísima Spotify y la profesional iTunes Music -si bien existen otras menos importantes como Tidal o Amazon Music-, y así lleva siendo desde hace más de 5 años. Dos grandes compañías que se reparten el pastel musical y que nunca han mirado con mucha preocupación al resto de competidores. Hasta ahora, ya que el nuevo agente que llega puede ponerles en aprietos.

Hablamos de Resso, una aplicación de música en streaming creada por ByteDance -los dueños de TikTok- que acaba de lanzarse de forma oficial en India y que tiene un enfoque y características que puede diferenciarse del resto. Algo muy importante, ya que las opciones actuales son todas muy parecidas entre sí.

La propia Resso se describe a sí misma como una “aplicación social de música em streaming”. Y lo que quieren es que los usuarios compartan entre sí las letras de las canciones, comentarios y otros contenidos musicales a través de la app. Ah, y la música suena tan pronto se abre la aplicación (esto último no entendemos muy bien qué ventaja presenta).

Como podéis ver, el objetivo de Resso es ser una red social de música que funcione también como reproductor. Y ahí entra un tema vital. ¿cuántas canciones tendrá? Pues no lo sabemos, ya que Resso no ha confirmado número ni artistas, pero asegura que ha cerrado acuerdos con Sony Music Entertainment, Warner Music Group, Merlin y Beggars Group, así como con grandes editoriales específicos del mercado indio, incluyendo T-Series, Saregama, Zee Music, YRF Music, Times Music, Tips, Venus y Shemaroo, así como Speed Records, Anand Audio, Lahiri Music, Divo y Muzik 247.

Si bien parece que la aplicación llega cargada de contratos y que música no le va a faltar, llama la atención la ausencia de Universal Music, uno de los gigantes del sector. Pero este desplante por parte de la discográfica californiana tiene una explicación muy sencilla que se resume con la palabra “competidores”. Ya que Universal Music tiene como accionista a Tencent (la compañía china posee el 10% de sus acciones), y éstos son los grandes rivales de ByteDance, propietarios de Resso y TikTok. Como veis es una lucha de intereses entre dos grandes grupos.

En cuanto a las versiones de Resso la aplicación ha tirado hacia el modelo freemium, es decir, que habrá un modalidad gratuita que incluye anuncios y limita la calidad del streaming a 128 kbps; y otra modalidad premium, sin anuncios, que aumenta la calidad del streaming a 256 kbps, incluye la opción de descargar la música y la posibilidad de saltarse canciones, y todo esto con un precio de 1.35 $ al mes en Android y 1.62 $ en iOS (Resso no ha explicado por qué el precio del iOS es más alto).

El motivo por el cual se ha elegido a la India como país piloto para lanzar Resso ha sido que su población y su público objetivo coinciden a la perfección. Y es que la aplicación de ByteDance está orientada a la Generación Z y la India es el país con la mayor población de Generación Z del mundo, según confirmó la compañía al medio Tench Crunch.

Y la verdad es que la jugada les ha salido bien, ya que la app ha sido instalada por, aproximadamente, un millón de usuarios hasta la fecha entre India e Indonesia, según asegura la empresa de investigación SensorTower.

Ahora toca esperar que tal funciona a largo plazo en estos mercados y si veremos llegar a Resso a lugares como Europa y EEUU, pero teniendo detrás a un gigante que ya lo ha petado con TikTok lo normal sería que no tardásemos mucho en ver en nuestros smartphones al rival de Spotify.