Si algo hemos aprendido de 2020 es que el presente de lo audiovisual es una suscripción tras otras. Tenemos Netflix, HBO, Amazon Prime, Disney+, Spotify, iTunes, Apple TV, Tidal, Game Pass, PS Plus… Como veis, el número es casi infinito y, aunque tan sólo son unos pocos euros al mes por cada una, a final de año el agujero que dejan en nuestras cuentas no es pequeño.

Esto en 2016 parecía que era una moda, ahora en 2020 sabe que es una realidad que no vamos a poder quitarnos… salvo revolución en el sector del entretenimiento. Y la idea de las suscripciones no está mal, de base, el problema es que en la ambición por tener cada vez más contenido y más calidad en una sola plataforma, los creadores salen perjudicados… porque cada vez cobran menos por sus obras.

[Crédito: Unplash]

Pero el post de hoy no va sobre eso, pese a que muchos artistas hayan salido en los últimos meses a denunciar esto precisamente (la plataforma Tidal es una respuesta de los artistas a estas prácticas), así que lo dejaré en segundo plano porque los focos hoy se lo lleva la nueva medida que ha anunciado Spotify: promocionar música a cambio de cobrar menos dinero.

Sí, la plataforma de música en streaming más exitosa del mundo (Spotify) ha comunicado a su comunidad que una nueva funcionalidad llegará a su servicio, y tiene como objetivo el dar poder a los sellos discográficos y a los propios artistas para que puedan promocionar las canciones o los discos que quieran a cambio de unas contraprestaciones.

Esto, que parece la clásica promoción de contenido dentro de una plataforma, tiene una justificación y girito que la hace bastante particular. ¿Os acordáis del vídeo de TikTok del señor patinando y bebiendo un zumo mientras sonaba Dreams, de Fleetwood Mac? Pues fue súper viral. Millones de personas vieron ese corto y la canción -que tiene más de cuarenta años- se volvió tremendamente popular.

Y justo ahí es donde tenemos que pararnos. Y vamos a explicarlo. Imaginaos que sois Fleetwood Mac, y que lleváis una racha de muy bajas reproducciones en Spotify en los últimos… ¿10 años? Y de repente llega este vídeo de TikTok y os convierte en el tema más escuchado de la plataforma. Pues lo normal es que quieras aprovechar el momento y rentabilizar el golpe de suerte. Pues bien, ahí es donde entra la medida de Spotify, ya que te dejará que aproveches el momento para que viralices determinado contenido y así crecer en escuchas. Eso sí, tiene letra pequeña: que a cambio vas a ganar menos por cada reproducción.

Spotify y sus podcasts La compañía vuelve a sus numeros
[Crédito: Unplash]

“Queremos ser capaces de proporcionar herramientas que ayuden a nuestros artistas a aprovechar esos momentos, para que puedan tener un mayor control de su éxito en Spotify y estén más a cargo de sus carreras”, dice Charleton Lamb, jefe de marketing de producto de Spotify.

Si ya de por sí Spotify es una de las plataformas que menos paga a los artistas, esta medida pretende bajar esos ratios a cambio de una mayor visibilidad, pero la pregunta es si de verdad se podrá rentabilizar esta decisión.

La idea aún no se ha materializado, aunque en breve entrará en fase beta. Ahora la pelota está en el tejado de los creadores, los cuales pueden no ver con buenos ojos esta medida. El tiempo nos dirá.