Si os acordáis ayer mismo os trajimos a la revista que Apple tenía en mente lanzar su propio coche para 2024, siguiendo las filtraciones que dio la agencia Reuters. Pues bien, ahora es Elon Musk quien sale al paso de la filtración asegurando algo muy gordo sobre Tesla.

Y si justo cuando en el anterior post comentábamos que Apple quería triunfar allí donde Tesla había conseguido hacerse un hueco, ahora la información que nos llega es que lo que podría haber pasado es que ahora no hubiese Teslas por la calle, sino Apple Model S circulando por nuestras ciudades. ¿Cómo? Os estaréis preguntando, pues nosotros estamos igual de soprendidos.

Pero la cuestión es que no hay lugar para las dudas o la elucubración, ya que ha sido el propio Elon Musk, CEO de la compañía, quien ha dado hoy la información a través de Twitter. Por supuesto, el tuit ha sido como soltar una bomba.

Tal y como podemos leer, el excéntrico empresario confesó que “durante los días más oscuros en la producción del Model 3, me puse en contacto con Tim Cook para discutir la posibilidad de que Apple adquiriera el Tesla (por 1/10 de nuestro valor actual). Se negó a aceptar la reunión.”

La verdad es que el mundo de la tecnología ahora sería un lugar diferente si esta unión se hubiese producido por aquel entonces -hablamos de 2017-, y podemos decir que por fortuna no ocurrió, ya que si el mercado es por sí bastante monopolista esto habría ido hacia una dirección que no nos interesa a ninguno (además que permitió a Tesla demostrar que su idea de coche era exitosa y funcional).

[Imagen del coche que casi lleva a la ruina a Tesla, el Model 3 – Crédito: Tesla]

Pero, ¿qué ha pasado para que Elon confesase esto? Pues todo a sido a raiz de un tuit -como siempre- en el que un usuario se preguntaba por ese posible iCar de Apple, y allí que ha ido el bueno de Musk a contestarle con ciertos detalles de la producción de sus coches, como que “Tesla ya utiliza hierro-fosfato para sus vehículos de gama media fabricados en la fábrica de Shanghai”.

¿Os imaginais un mundo con Teslas firmados por Apple? Es decir, con un Tesla que pusiera “Design in California, assembled in China”. Pues no esperéis mucho, sólo a 2024, que el iCar está a la vuelta de la esquina.