Si alguien me dijero que este 2020 es una simulación yo me lo creería ya que lo que estamos viviendo estos meses está siendo digno de serie de Netflix o de miniserie en HBO (si es que en 4 horas te cabe todo lo que ha pasado en seis meses). Pero el año, lejos de bajar el nivel, no deja de darnos giros de guion para que no podamos apagar la tele.

Cada semana parece mejor que la anterior (en cuestión de guion) y lo que hoy nos llega es una subtrama que jamás pensé que podría surgir: Donald Trump expulsado de Twitch por incitación al odio.

Si bien son dos palabras que jamás pensé que escribiría juntas, lo cierto es que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump tiene cuenta en Twitch, la mayor plataforma de streaming en directo del mundo. Y no sólo eso, es que la conducta del presidente ha llevado a que la aplicación le haya cerrado la cuenta temporalmente.

El inquilino de la Casa Blanca utiliza esta plataforma para retransmitir sus mitins ahora que están en plena carrera presidencial, y como el coronavirus ha hecho que los aforos se hayan limitado pues una medida para llegar a más gente es utilizando las posibilidades que la da Twitch. La aplicación es un altavoz indiscutible. Pero no a cualquier precio.

Pues bien, por unas declaraciones del presidente el otro día en las que aseguraba que México estaba enviado violadores a Estados Unidos, los responsables de Twitch se han visto obligados a entrar en acción y banearle la cuenta. ¿El motivo? Por su conducta de incitación al odio.

“Como cualquier otra persona, los políticos de Twitch deben adherirse a nuestros Términos de Servicio y Directrices de la Comunidad. No hacemos excepciones para el contenido político o de interés periodístico, y tomaremos medidas sobre el contenido que se nos informe que viole nuestras reglas”, ha declarado un portavoz de Twitch a The Verge.

Twitch ya no dejará a los streamers poner música en sus directos

Lo curioso es que pese a que la actitud de Donald Trump en sus redes sociales siga siempre esta conducta de incitación al odio, Twitch ha sido el primer medio social que ha baneado al presidente.

La cuenta volverá a estar operativa en unas semanas, cuando se levante el baneo, pero habrá que ver qué medidas toma el presidente, ya que no se espera que cambie sus discurso, por lo que sus días en Twitch pueden estar contados. Como decimos en Rewisor, What a time to be alive.