Si hay algo que vamos a echar de menos de tener al bueno de Donald Trump en la Casa Blanca eso es, sin duda alguna, sus trifulcas con las redes sociales. Que si te vamos a prohibir, que si te vamos a regular, que si eres responsable de lo que dicen tus usuarios… Al presidente saliente le ha dado por gobernar a base de tuits mientras cargaba contra esa misma red social. Y hoy estamos ante uno de los últimos partidos de Trump vs Twitter.

Y decimos esto porque, como bien sabéis, a Donald le quedan dos telediarios ya que el 2 de noviembre Joe Biden le ganó las elecciones a la presidencia de los Estados Unidos por más de 5 millones de votos. La cuestión es que el actual presidente se niega a aceptar el resultado, pese a la solidez del resultado. Y, en una huida hacia adelante y con una de las peores estrategias posibles, el equipo de Trump ha decidido afirmar a los cuatro vientos que ellos ganaron las elecciones y que Biden amañó las elecciones.

Pues bien, ahora que nos hemos puesto en situación, entenderéis que el gran altavoz que le provee Twitter a Donald Trump (88 millones de seguidores) está siendo utilizado para anunciar a los cuatro vientos que las elecciones fueron amañadas y que él es el presidente electo.

La cuestión es que, como los colegios electorales han ratificado la victoria de Joe Biden sobre Donald Trump, ahora desde Twitter se han visto en la situación de corregir con un faldón informativo los tuits de Trump, y cambiar el ya clásico “Esta afirmación sobre el fraude electoral está siendo revisada” por un claro y contundente “Los funcionarios electorales han certificado a Joe Biden como el ganador de las elecciones presidenciales de EE.UU.”.

Donald Trump troll y Joe Biden trolleo elecciones

Y, para los que hemos seguido la guerra de Trump y Twitter a lo largo de los años, este último movimiento nos parece set y punto de partido de una red social que se ha visto acosada sin descanso por el hombre más poderoso del mundo.

En términos históricos seguramente veremos cómo esta relación tan particular de dirigirse al pueblo por parte de los gobernantes será tema de estudio, ya que no sólo cambió la forma de relacionarse con la sociedad, sino que hizo que las tecnológicas tuvieran que dar un paso hacia adelante y salir del “todo vale” que imperaba en la red.