Tenemos ante nosotros al que va a ser el culebrón de las navidades, ya os aviso. Desde que llegaron las redes sociales y su institucionalización, los gobiernos y las administraciones han tenido que trasladar sus portavocías a estos lugares de internet, con sus muchos beneficios (el mensaje llega a más gente) pero también con sus complicaciones, como ahora mismo veréis.

Yo sé que todos hemos llevado alguna cuenta en Twitter o en Facebook, aunque sea la nuestra, y por ello doy por supuesto que todos conocemos el procedimiento de tener un correo asociado, una contraseña y, a veces, un número de teléfono asociado, por eso de que si nos quitan la cuenta poder recuperarla. Vale, hasta aquí todo claro. Pero… ¿qué pasa si tu cuenta es la del presidente de los Estados Unidos y es Twitter quien te quita el acceso para dárselo a otro?

[Los dos candidatos, uno vencedor y el otro que niega la derrota]

Pues no os lo preguntéis más, porque estamos a punto de vivirlo. La situación de Estados Unidos es tremendamente inusual, con unas elecciones ganadas claramente por Joe Biden (más de cinco millones de votos de diferencia) y con el actual presidente no aceptando su derrota electoral. Que si fraude, que si votos por correo… Donald Trump asegura que él ha sido el ganador de las elecciones, y por eso no piensa dejar su cuenta oficial de Twitter (es decir, @potus).

Pese a su negativa, en las redes sociales ya están trabajando para llevar a cabo la transición: “Twitter se está preparando activamente para apoyar la transición de las cuentas institucionales de Twitter de la Casa Blanca el 20 de enero de 2021”, dijo un portavoz de Twitter en declaraciones a The Verge. “Como hicimos para la transición presidencial en 2017, este proceso se está haciendo en estrecha consulta con la Administración Nacional de Archivos y Registros”.

Eso sí, por fortuna el legado en Twitter del presidente se mantendrá intacto gracias a que el contenido existente en todas sus cuentas será archivado antes de la transferencia de poder, como ya se hizo con Barack Obama.

[Perfil de la cuenta personal de Donald Trump en Twitter]

Por supuesto, Donald Trump continuará controlando su cuenta personal, @realDonaldTrump, pero la cuenta perderá las protecciones especiales que recibe debido al estatus de Trump como líder mundial, lo que significa que estará sujeto a las mismas reglas que la mayoría de los usuarios de la plataforma.

Si bien todos sabemos la de líos que han tenido Facebook y Twitter con Donald Trump, lo que se avecina parece tener la misma mala pinta… aunque al final Trump tendrá que ceder, para descanso de las dos multinacionales y para aburrimiento nuestro.