Para los que aún no conozcáis Wrensilva, se trata de una marca de reproductores de vinilo de diseño exclusivo, fundada por una pareja americana; Scott y Debra Salyer.

Empezaron juntos a construir piezas para el estudio de grabación de Scott y así descubrieron su pasión por las construcción de muebles, trabajando para grandes marcas, donde perfeccionaron el oficio. Con el tiempo decidieron volver a sus raíces musicales y aportar todo lo aprendido para crear muebles de gama alta.

Su último mueble reproductor de vinilos (su tercer diseño), Wrensilva Loft, tiene la mitad de tamaño que los anteriores. Está fabricada manteniendo la esencia de la marca; artesanía americana y diseño trabajado y cuidado. El mueble es de nogal norteamericano, tiene un amplificador Wrensilva de 300 vatios por canal, una placa giratoria totalmente acoplada al mueble, un conector de 3,5 mm y es compatible con los altavoces Sonos, pudiendo enviar el sonido directamente al sistema.

Si no tienes Sonos, Wrensilva vende Loft con sus propios altavoces Two-way bass reflex Monitor ($1.500). El mueble reproductor en sí, cuesta $2.999 o $4.498 (con los dos altavoces y sus soportes).

Si te ha convencido la idea, puedes comprarlo directamente aquí.