Se acaban de lanzar las nuevas consolas de Microsoft, la Xbox Series S y la Xbox Series X. Una generación marcada, sin duda, por el Xbox Game Pass. Y yo, como PC Gamer, no puedo evitar preguntarme si es una buena opción para mí.

Microsoft nos ofrece un potente ecosistema gracias a su sistema de suscripción

El Xbox Games Pass, en su modalidad Platinum, nos permite disfrutar de un amplio (y en constante expansión) catálogo de juegos en Xbox, PC y con el añadido del Cloud Gaming en Android (de momento).

Por 11,99€ podemos jugar a títulos tan potentes como Forza Horizon 4, Microsoft Flight Simulator 2020, Gears of War, Rage 2 o Doom Eternal. En el caso de PC el catálogo es algo más limitado, pero en XBOX es bastante más amplio.

Por otra parte, en las próximas semanas se incorporará la sucripción EA Play que nos permitirá disponer del catálogo de EA (precio 100€/año), nada mal. Además la adquisición de Bethesda por parte de Microsoft nos invita a pensar que estos aparecerán pronto en el Pass.

Adquirir una Xbox Series S/X para rentabilizar al máximo el Xbox Games Pass

Así pues, si el Game Pass ya es una opción muy a considerar para cualquier PC Gamer, adquirir una de las nuevas Xbox nos permitirá aprovecharlo mucho más.

El Game Pass incluye, evidentemente, el Gold Pass que es necesario para jugar Online, por tanto, es una preocupación y un gasto menos. Por no mencionar que nada más obtener nuestra nueva Xbox, dispondremos de un amplio catálogo de juegos disponibles.

Es probable que como PC Gamer, ya dispongas de un mando Xbox, por lo que lo tendremos más fácil para disfrutar el multijugador local. Y si no tenemos un mando de Xbox One/360, al comprar una Series S o Series X, tendremos un mando 100% compatible con Windows por la cara.

Por último, esto, ya más personal, considero un punto positivo para las nuevas Xbox ser más pequeñas y notablemente menos… feas. Aunque, evidentemente, esto va por gustos.

Respecto a qué modelo elegir, si vamos a conectarla a un monitor 1080p o 1440p, puede que nos valga con la Series S. Si por el contrario la queremos para nuestra tele 4K, quizá la Series X tiene más sentido.

Adquirir una PS5 para acceder a los exclusivos que nos faltan

Sin duda es la otra cara de la moneda. Si vamos a por una Xbox Series nos veremos, probablemente, con una duplicidad de títulos en nuestro PC y consola.

Aunque la adquisición de Bethesda podría llevar a encontrarnos con más exclusivos en Xbox, a día de hoy, a día de hoy es innegable que la mayor baza de Sony son esos maravillosos juegos que no podemos ver en otros sitios.

Last of Us, Uncharted, Gran Turismo, God of War, Spidermanson títulos bastante impresionantes y será difícil que los veamos en otras plataformas distintas a PlayStation. Ojo, estos juegos no son gratis, pero si te interesan mucho, una PS5 puede ser un complemento perfecto para tu PC que puede disfrutar de la mayoría del resto de títulos.

Esta opción es bastante más costosa ya que, al precio de la PS5, debemos añadir la suscripción online. Así pues, el peso que tengan para ti los exclusivos será clave para determinar si es una buena opción o no.

Opción 3: Ahorrarte la pasta y montarte un PC Mega-Pepino en 2021

Hace unos días estuvimos hablando de la nueva generación de Ryzen, la cual garantiza un rendimiento en gaming bastante bueno incluso en la gama media (Ryzen 5 5600X, ~300€).

Además, las nuevas generaciones de gráficas, RTX 3000 y Radeon 6000 son prometedoras. El salto de rendimiento en esta generación es mucho más alto que el equivalente en las anteriores, por lo que jugar en Ultra se vulve bastante más barato.

Por último y para rematar, el precio de la memoria RAM y los discos SSD está bajando últimamente, así pues, tener un PC digno de Youtuber afincado en Andorra es cada vez más accesible.

¿Cual es la mejor opción?

Pues mucho me temo que dependerá de ti. Si poder jugar a Last of Us y otros exclusivos es imprescindible, tendrás que irte por Sony.

Por otro lado, si quieres sacar el máximo rendimiento de tu dinero sin renunciar a tener dos sistemas, la Xbox marida bastante bien con un ordenador gamer, sin olvidar la posibilidad de jugar desde el móvil, que no está mal.

Sin embargo, si quieres adentrarte en el apasionante mundo del PC Gaming y tu ordenador tiene más años que un tiktoker, quizás invertir en un buen PC sea la mejor opción. Que, por cierto, sirve para más cosas que jugar…

Tú, ¿con qué opción te quedas? Cuéntanoslo