Cuando llegaron al mercado PS4 y Xbox One la batalla ya estaba decantada hacia el lado de la máquina nipona debido, principalmente, a las malas decisiones que habían tomado desde Microsoft y a la malísima campaña de comunicación que desarrollaron los meses previos al lanzamiento. Por eso mismo, la prioridad número uno del jefe de Xbox es que esto no se vuelva a repetir en esta nueva generación, y parece que van por el buen camino.

Si ya hemos visto en dos conferencias (en el E3 de 2019 y en el The Game Awards 2019) a la esperada Xbox Series X, ahora el máximo cargo de la división de Xbox ha vuelto al ataque con un comunicado en la página web de la compañía, donde ha explicado y anunciado nuevas características de la Xbox Series X.

De forma pormenorizada el texto explica cada una de las tecnologías con las que será compatible la máquina, además de certificar que será la consola más potente jamás hecha. Vamos a repasar todas estas características:

Procesador de nueva generación: El punto débil de la actual generación no era la GPU, era la CPU, la cual se quedó obsoleta casi de salida. Ahora esto no volverá a pasar porque en Microsoft han trabajado con AMD para que su procesador sea un Zen 2 -la nueva arquitectura de AMD- que ofrece potencia y eficiencia para muchos años. Por fin un procesador moderno y potente en una consola. Además, confirman que la nueva máquina tendrá 12 TFLOPS, el doble que la Xbox One X actual.

Variable Rate Shading (VRS): Esta tecnología es algo en lo que se lleva tiempo investigando y consiste en que la tarjeta gráfica puede destinar más recursos a un objeto o un efecto en detrimento de otros que elementos para así poder mantener una tasa de imágenes por segundo estables y con una gran calidad gráfica. Por poner un ejemplo, es que la GPU se dedique a mover de forma realista la ropa y el pelo de nuestro protagonista mientras que deja más de lado la hierba del campo que hay en la lejanía del plano, ya que no es necesario renderizar en la máxima fidelidad esa parte del terreno porque apenas se ve. Así lo que te estás ahorrando de trabajo gráfico lo puedes dedicar a partes que sí que importan.

Raytracing por hardware: La tecnología del trazado de rayos realista llegará de forma nativa a Xbox Series X porque la GPU será compatible con esta tecnología. AMD ha asegurado que la gráfica que veremos en Xbox podrá gestionar el Raytracing pese a que parezca que es algo que inventó Nvidia. Esta técnica de iluminación consigue que los rayos de luz sigan patrones reales y que los entornos parezcan mucho más reales que antes. Una buena noticia que la máquina de Xbox sea compatible porque animará a las compañías a utilizarlo en más juegos y se avanzará más rápidamente en esta tecnología.

Quick Resume: Así han llamado los americanos a la tecnología que permitirá a los usuarios tener varios juegos abiertos en suspensión para poder seleccionar el título que más nos apetezca y comenzar casi instantáneamente a jugar. Tener “Forza Horizon 4”, “Halo 5” y “Red Dead Redemption 2” en suspensión y decidir que te apetece una partida al “Sekiro” y poder hacerlo sin tener que cerrar ninguno de esos juegos que tienes en suspendidos. Y no sólo eso, sino el poder navegar entre juegos de forma casi inmediata. Viniendo de los HDD y sus insoportables tiempos de carga esto va a mejorar considerablemente la experiencia de usuario.

Actualización de juegos entre generaciones: Algo que ha gustado muchísimo a la comunidad gamer es que con Xbox Series X los juegos que compremos para Xbox One se verán actualizados a Xbox Series X en cuanto salga la consola. ¿Que te compras Cyberpunk 2077 para tu Xbox One original y a los meses te compras la Xbox Series X? No hay problema, Xbox te da actualiza tu copia de forma automática para que disfrutes de la nueva versión. Se acabó el tener juegos repetidos, ahora Xbox se encarga de que una vez que te compras el juego puedas jugar a la mejor versión dependiendo de la consola que tengas.

Retrocompatibilidad: Y no acaban ahí las buenas noticias, ya que Xbox Series X también será retrocompatible con hasta 3 generaciones (Xbox original, Xbox 360 y Xbox One). En Microsoft quieren que sus jugadores puedan disfrutar de los nuevos juegos y del legado de una familia de consolas que ha dejado increíbles aventuras. Esta característica que se estrenó a mitad de esta generación quiere ser un sello de la que viene. Un movimiento muy inteligente, tanto para atraer usuarios nuevos como a veteranos.

Estas son las características más relevantes que se han confirmado tras la publicación de Phil Spencer, pero no las únicas. Compatibilidad con frecuencias de hasta 120 Hz, utilización del nuevo estándar HDMI 2.1 que permitirá una baja latencia de conexión la televisión, compatibilidad total con Game Pass, utilización de SSD como disco duro,etc.

La nueva máquina de Xbox no va a dejar nada al azar y con lo que sabemos hasta ahora parece que será la más atractiva de cara a la competencia, al menos de salida. En Microsoft tuvieran bastante con Xbox One y su malísimo estreno de 2013 y están trabajando por un 2020 lleno de éxitos y ventas. Es el turno de Sony y lo tiene realmente difícil.