Actualización: Al final la compañía ha decidido encriptar de extremo a extremo las videollamadas gratuitas, tras la presión de las críticas. Para acceder a este cifrado los usuarios que no son de pago tendrán que dar su número de teléfono para así controlar que no haya abuso en la creación de cuentas.

Estamos hablando del unicornio de la pandemia del coronavirus (así llaman los expertos a las empresas tecnológicas que tienen gran potencial). De menos de 10 millones de usuarios en enero de 2020 a unos 200 millones de clientes activos el pasado mes de mayo. El crecimiento ha sido exponencial… al igual que sus fallas de seguridad.

Aquí en Rewisor hemos hablando bastante sobre esta aplicación tan utilizada por gobiernos, empresas y amigos para hacer sus videollamadas. Y todos los artículos han estado relacionados con la seguridad la aplicación, Desde sus fallos más graves a los consejos más útiles a la hora de utilizarla.

Por desgracia lo que hoy traemos es otro palo para aquellos usuarios que, pese a todos los problemas, siguen utilizándola. Y no lo decimos por decir, sino porque las últimas declaraciones de la empresa dejan clara la posición que tiene Zoom respecto a sus usuarios no premium, o lo que es lo mismo, al que es ahora mismo el grueso de sus clientes.

Según palabras de la propia compañía no se va a habilitar la encriptación de extremo a extremo para las llamadas gratuitas, y la razón es que quieren que el FBI y la policía puedan escuchar esas videollamadas si fuese necesario.

ZOOM y sus problemas en la seguridad llamadas videoconferencia 2

“Creemos que la característica del encriptado debería ser sólo parte de nuestra oferta para los clientes premium”, dijo el CEO de Zoom Eric Yuan en una reunión con los inversores. “Queremos trabajar junto a las fuerzas y cuerpos de seguridad en caso de que algunas personas usen Zoom con un mal propósito“, finalizó.

Si repasamos la lista de excusas que ponen los CEOs de las grandes empresas para adoptar medidas absurdas creo que esta se llevaría la palma, ya que justifica el no encriptar las llamadas gratuitas por un supuesto apoyo a la seguridad nacional, como si los criminales no pudieran utilizar otro modelo de suscripción que el gratuito.

Esta decisión es tan grave, incido, que viene a decir que si pagas el premium y eres un criminal debes estar tranquilo, que ellos te van a proteger con su sistema de encriptado de extremo a extremo, pero que si eres un usuario que utilizar el modelo free lo que van a hacer es grabarte la conversación por si fueras un delincuente.

Nosotros, como usuarios, no podemos hacer otra cosa que pedirles que recapaciten, ya que esa presunción de que los gratis puede ser utilizado para hacer el mal mientras que si pagas la suscripción ellos te protegen, hagas lo que hagas, sólo denota un clasismo que es muy difícil de justificar, incluso cuando hablamos de cuestiones tan importantes como la seguridad nacional.

Por el bien de todos, Zoom, encripten todas sus llamadas. PD: Al final parece que nos escucharon.